Nuestro Propósito: Siguiendo a Cristo Juntos
Deseamos multiplicar discípulos, lideres, congregaciones, e iglesias.


Nuestros Valores

Verdad

Creemos que la Biblia es la única Palabra verdadera e ihspirada de Dios, sin error y infalible. Creemos que Jesucristo es la única manera de ser perdonado por los pecados y recibir la vida eterna para todos los que creen en él.

  • Toda la Escritura es exhalada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corrección y entrenamiento en justicia. (2 Timoteo 3:16) 

Esperanza

Tenemos esperanza a través de Jesucristo y una relación peisonal con él. Nuestra relación con Cristo nos da una nueva identidad, significación a nuestras vidas y paz en el mundo en que vivimos. 

  • Por lo tanto, si alguien está en Cristo, es una nueva creación, El viejo ha pasado; He aquí,ha venido lo nuevo. (2 Corintios 5:17) 

Discipulado

Nosotros valoramos por toda la vida una transfor-mación por medio del discipulado personal, y creemos que es un privilegio venir junto a nuestros hermanos y hermanas en Cristo y celebrar cada paso del camino de la fe.

  • Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bqutizán-los en el nombre del Padre y del Hijo y del Espiritu Santo. (Mateo 28:19) 

Alcance

Nosotros creemos en el movimiento más allá de nuestro edificio de la iglesia para lograr nuestra misión de llevar el evangelio de Cristo a nuestra comunidad y al mundo. Valoremos a nuestra ciudad multicultural y creemos que Dios nos ha llamado a alcanzar a todos con el evangelio.

  • Pero recibirán poder cuando el Espíritu Santo venga sobre ustedes, y ustedes serán Mis testigos en Jerusalén, y en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra. (Hechos 1:8) 

Communidad

Creemos y aprendemos mejor el uno del otro. Nuestras vidas son ministerios y un parte de la historia de Dios.

  • Y todos los que creían estaban juntos y tenían todas las cosas en común. (Hechos 2:44)

Lo Que Creemos

La Palabra de Dios

Nosotros creemos que la Biblia es la Palabra de Dios, totalmente inspirada y sin error en los manuscritos originales, escrito bajo la inspiración del Espíritu Santo, y que tiene autoridad suprema en todos los asuntos de fe y conducta. (2 Timoteo 3:16)

La Trinidad

Creemos que hay un solo Dios vivo y verdadero, que existe eternamente en tres personas, Dios el Padre, Dios el Hijo y Dios el Espíritu Santo, y que éstos son iguales en cada divina perfección, y que ejecutan funciones distintas pero armoniosas en la obra de la creación, providencia y redención. (Gálatas 4:4-6; Juan 1:1-3; Mateo 3:16-17; Juan 4:23-26)

Dios el Padre

Creemos en Dios, el Padre, un espíritu infinito y personal, perfecto en santidad, sabiduria, poder y amor. Creemos que Él se preocupa con misericordia, entado que hacemos, que oye y contesta nuestras oraciónes, y salva del pecado y muerte a todos que acuden a Él por medio de Jesucristo. (2 Samuel 7:22; Efecios 2:4-6; Romanos 5:7-9; Romanos 8:28-31)

Jesucristo

Creemos en Jesucristo, el Hijo de Dios, concebido por el Espíritu Santo. Creemos en su nacimiento virginal, vida sin pecado, milagros y enseñanza. Creemos en su muerte expiatoria sustitutiva, resurrección corporal, ascensión al cielo, intercesción perpetua por su pueblo, y su regreso visible a la tierra. (2 Corintios 5:21; Romanos 8:34; Mateo 1:18-23; Isaías 7:14)

El Espíritu Santo

Creemos en el Espíritu Santo que ha salido del Padre y el Hijo para condenar a la tierra de pecado, justicia y juicio, y para regenerar, santificar y capacitar a todos los que creen en Jesucristo. Creemos que el Espíritu Santo habite en cada creyente en Cristo, y que es un ayudante permanente, un güía; y maestro. (1 Corintios 12:13; 1 Corintios 2:10-13; Romanos 8:11; Juan 14:15-17; Hechos 9:31)

Regeneración

Creemos que todos los hombres son pecadores por naturaleza y por eleccion y por lo tanto, bajo condenación. Creemos que el Espíritu Santo regenerá a los que s-e arredienten de sus pecados y confian en Jesucristo como Salvador. (Efesios 2:12-13; Juan 3:35; Tito 3:5; Romanos 8:1)

La Iglesia

Creemos en una Iglesia universal, un cuerpo espiritual viviente de cual Cristo es la Cabeza y todas las personas regeneradas son miembros. Creemos en la Iglesia local, consistiendo en una companía de creyentes en Jesucristo, bautizados en un creíble confessión de fe, y asociados para la adoración, el trabajo y la comunión. Creemos que Dios ha puesto sobre miembros de la Iglesia local la taréa de llevar el Evangelio de Jesucristo a un mundo perdido. (Efesios 2:19-22; Hechos 20:21; Mateo 28:18-20; 2 Timoteo 2:14-20)

Conducta Cristiana

Creemos que un cirstiano debe vivir para la gloria de Dios y el bienestar de sus semejantes; que su conducta sea irreprensible ante el mundo; que debería ser administrador fiel de sus posesiones; y que él debe tratar de darse cuenta por sí mismo y otros la plena estatura de la madurez en Cristo. (Tito 1:11-14; Filipenses 2:12-16; Santiago 2:14-26)

Las Ordenanzas

Creemos que el Señor Jesucristo ha dado dos ordenanzas a la Iglesia local: El Bautismo y la Cena del Señor. Creemos que el bautismo cristiano es la inmersión de un creyente en el agua en el nombre del Dios trino. Creemos que Cristo instituyó la Cena del Señor para conmemorar su muerte. Creemos que estas dos ordenanzas deben ser observadas y administradas hasta el regreso del Señor Jesucristo. (Mateo 28:19-20; Hechos 2:38-41; 1 Corintios 11:23-26)

Libertad Religiosa

Creemos que cada ser humano tiene una relación directa con Dios, y es resposable ante Dios solamente en todos los asuntos de la fe; que cada Iglesia es independiente y debe ser libre de obstáculos o intervención de cualquiera autoridad eclesiástica o política; por lo tanto la Iglesia y el Estado deben mantenerse separados siendo que tienen diferentes funciones, cada uno cumpliendo su dictado o patrocino del otro.

Cooperación en la Iglesia

Creemos que las Iglesias locales pueden promover mejor la causa de Jesucristo, cooperando unos con otros en una organización denominacional. Tal organización ya sea·la Conferencia o la Conferencia de Distrito, existe y funciona por la voluntad de las Iglesias. La cooperación en una Conferencia es voluntaria y puede ser terminada en cualquier hora. Igualmente las Iglesias pueden cooperar con becas interdenominacionales en forma voluntaria.

Los Novísimos

Creemos en el regreso personal y visible del Señor Jesucristo a la tierra y el establecimiento de Su reino. Creemos en la resurrección del cuerpo, en el juico final, la felicidad eterna de los justos, y el sufrimiento sin fin de los impíos. (1 Tesalonicenses 4:14-17; 2 Tesalonicenses 1:5-10)